Usted está aquí

Informe Morosidad en Carteras Dirigidas septiembre 2017

Durante el año 2017, la morosidad en el sistema bancario se vio reducida, pasando de 0,38% en septiembre de 2016 a 0,15% en septiembre de 2017. Se trata de acuerdo al analista financiero y presidente de ICG Consultores José Grasso Vecchio, de la morosidad más baja en la historia del sistema financiero venezolano. Recordemos que la morosidad es el índice que mide la cartera de créditos con problemas y estos resultados indican la calidad de los activos de la banca.

 

Esto se debe, de acuerdo a Grasso Vecchio a múltiples factores entre los que destacan: las bajas tasas de interés, el incremento de la supervisión bancaria y el alto grado de desempeño de las áreas de crédito de la banca. Las tasas de interés hacen muy atractivo endeudarse.

 

Para el mes de Septiembre de 2017, las cinco carteras dirigidas (Agricultura, Turismo, Microcrédito, Manufactura e Hipotecaria) alcanzaron un monto de Bs. 5,80 billones, lo que representa un 26,45% de la cartera total de la banca, por lo que se hace necesario hacer un seguimiento especial a la calidad de los activos en estas cinco categorías.

 

En el mes de Septiembre del año 2017, los créditos agrícolas presentaron una morosidad del 0,07%, mientras que los créditos al turismo mostraron uno de 0,44%. De igual manera, los microcréditos presentaron un índice morosidad de 0,33%, así mismo los créditos hipotecarios presentaron uno de 0,22% y finalmente, los créditos manufactureros presentaron un porcentaje de morosidad de 0,07%.

 

Todo esto nos indica que también ha tenido un excelente desempeño todos los rubros de las carteras de créditos obligatorias. Incluso el microcrédito es un buen indicador de que el venezolano es un buen pagador y atiende satisfactoriamente sus obligaciones con la banca.

 

Para finalizar Grasso Vecchio indicó que, para mantener la calidad de los créditos se debe tener una gerencia eficaz de cobranza. La labor preventiva es muy importante, existen algunas señales que nos permiten ver si el deudor puede ser potencialmente problemático: cuando por ejemplo rehúsa dar información o se obtienen respuestas evasivas. Otros detalles de interés son: cambios significativos en la composición accionaria o del consejo directivo de la empresa, incumplimiento de pagos con Bancos, de acuerdos o compromisos comerciales, estados financieros atrasados, deterioro de los índices y márgenes, deudas grandes a corto plazo que no se pueden pagar con generación de caja operativa, solicitudes de extensión de plazos de vencimiento, cuentas por cobrar en disminución o cuentas por pagar en aumento, pérdida de posición en el mercado, venta de activos importantes, atraso en los pagos. Es bueno aclarar, que la coincidencia de una o más de las consideraciones anteriores, no necesariamente indica problemas, allí debe estar el analista experimentado,  para distinguir un caso de otro.

 

Descargue aquí el Informe