Usted está aquí

Clases de préstamos

Clases de préstamos

 

Con un buen uso del crédito se pueden resolver una cantidad importante de situaciones de la economía personal, familiar y empresarial de estos tiempos. Un mal uso del crédito puede llevarnos a tener un problema económico. El préstamo por lo tanto es útil y los problemas los causamos nosotros, cuando hacemos un uso no adecuado como por ejemplo: contraer  una deuda superior a nuestra capacidad de pago.

 

Los préstamos pueden ser para individuos o personas naturales o para empresas o personas jurídicas. Para endeudarnos adecuadamente es importante tomar el crédito indicado para nuestro caso, por ejemplo, conocer exactamente los montos de pago de capital e intereses. Un Pagaré es un préstamo a un año, que requiere pagos trimestrales del 25% del capital, es muy probable, que ese tipo de instrumento, no sea el adecuado para una persona natural y más bien le convendría buscar un préstamo por cuotas digamos por ejemplo a tres años.

 

Los créditos para personas naturales generalmente son los de consumo (compra de vehículos o tarjetas de crédito). También usted puede endeudarse para montar un negocio o la compra de un activo. Los créditos pueden ser de corto, mediano y largo plazo, busque la opción que más le conviene y recuerde, que no debe endeudarse si tiene dudas o no comprende exactamente las obligaciones que asume.

 

Es evidente, que la recomendación que le vamos a dar, es que debe endeudarse con el banco de su preferencia, pero acuda siempre a mercados formales, de acudir a prestamistas usted pagará unas tasas de usura, de allí la importancia de estar bancarizados, es decir, trabajar con bancos, no únicamente a la hora de solicitar créditos, también a la hora de confiar sus ahorros.

 

No coloque dinero en instituciones, empresas o con personas que no sean bancos o instituciones reguladas y supervisadas. Otro aspecto de interés a la hora de endeudarse, es que las tasas son atractivas, incluso las más altas de tarjetas de crédito que están al 29%, ya que todas las tasas están por debajo de la inflación, es por lo tanto, una buena oportunidad la de endeudarse y comprar un activo o realizar una inversión. Si además usted califica para una actividad que tiene tasas reguladas como el agro, turismo, manufactura o vivienda, la recomendación de endeudarse cobra más fuerza. Es un buen negocio endeudarse, siempre que tenga capacidad de pago.

 

twitter: @josegrasso